-->

sábado, 28 de julio de 2007

A mis 95 años (o incluso 108)


Siempre repito que internet es un fenómeno que me fascina. Y son precisamente cosas como esto que os voy a contar las que van forjando esa fascinación.

"A mis 95 años" es el título de un blog muy especial. Se trata del blog de Maria Amelia, una Gallega de Muxía (A Coruña) a la que se le conoce como "la bloguera más anciana del mundo".

Como ella misma nos cuenta en la cabecera de su bitácora, su nieto se la regaló el pasado dicembre por su 95 cumpleaños. Maria Amelia nos habla sobre muchas cosas: desde política hasta el galanteo de antaño, pasando por los toros o por sus duras experiencias durante la guerra civil. Aunque como ya no ve muy bien, es su nieto el que transcribe lo que ella le va contando.


"Queridos nietos (porque sois mis nietos y mis blogueriños)."

Así empieza uno de los posts de la encantadora Maria Amelia. En tan poco tiempo, su blog tiene ya muchísimos lectores de casi todo el mundo y ha salido en numerosos medios de comunicación nacionales y extranjeros, tanto en prensa como en radio y televisión. Muchos de sus seguidores son gente joven... ¿Será internet la que al final reconcilie a nuestra "juventófila" sociedad con la hermosa sabiduría de la senectud?


No me digas que no es hermosa.

Ya le han salido varios imitadores (¡hurra!). Olive Riley, una australiana de nada menos que... ¡108 años!, disfruta nadando con sus ¡tataranietos! y también tiene su propio blog ("Blob", como ella dice). De hecho le ha quitado el título a Maria Amelia de "bloguera más anciana del mundo". Un amigo suyo, Mike (de 69 años), es el que lo elabora porque ella tampoco ve demasiado bien.

He estado visitándolo y me parece realmente encantador. Mira lo que me he encontrado ya de entrada:

“When someone loves you, the way they say your name is different. You just know that your name is safe in their mouth.” Billy - age 4.
("Cuando alguien te ama, el modo en que pronuncia tu nombre es diferente. Sencillamente sabes que tu nombre está a salvo en su boca." Billy - 4 años).

En el blog de una mujer de 108 años, lo primero que leo es una preciosa cita de un niño de tan sólo 4 :-).

Esta es Olive (Ollie como le llama Mike), cantando una vieja canción de la primera guerra mundial (Pack up your troubles) que te dice que guardes los problemas en tu viejo petate y sonrias: "Smile, smile, smile!".

He de confesar que me ha emocionado mucho. Dale al play, es una preciosidad.


Cuando Maria Amelia supo de la creación de este blog comentó:

"A esta señora de tantos años le digo que me alegro mucho que otras viejas como yo se pongan con el Internet y que haga propaganda de que todo el mundo coja el Internet. Tendrá amigas, buenos consejos y tendrá felicidad, que a nuestra edad ya sabe que es muy difícil."

¡Ole! María Amelia.

Otro famoso "Yayo Bloguero" es Peter Oakley, un hombre nacido en 1927, más conocido por su pseudónimo en YouTube: "geriatric1927". Peter cuelga vídeos en la red (ya lleva 84) en los que nos va contando su autobiografía y que titula "Telling it all" (contándolo todo). Tiene su propia página web (incluyendo un foro en el que responde preguntas de sus seguidores) y ¡44.450! suscriptores en YouTube, con lo que hace ¡el número 16 en cuanto a mayor número de suscripciones en toda la historia de YouTube!. Millones de personas han visto ya sus videos. Muchas, quizá la mayoría, son personas jóvenes que agradecen su consejo y sabiduría, como en el caso de Maria Amelia.

Hoy en día ya es urgente la necesidad de un acercamiento entre los escindidos polos del puer y el senex... ¿Será la red la que suture la herida trágica?

¿Acaso no es fascinante?

Internet verdaderamente acaricia los ideales más elevados de la humanidad. No sabe de edades, razas, credos o nacionalidades.

Seas quién seas, tu sitio está ahí esperándote. Tan sólo has de ocuparlo.

2 comentarios:

Eva C. dijo...

Hola!

Esto es una prueba porque me han dicho que no se pueden publicar comentarios. Espero que no sea un error del blog... (vaya, con lo que se agradecen).
Besitos mil.

Lur, Carol, CaroLur, Carolinda, Conejisha, Bruji, loba "de mierda" -es abono no?-, y se inventan más... dijo...

Pues la prueba fue en Julio, osea que yo calculo así con las cuentas de la vieja -con los deditos- ;P que sí que ya tira y bien esto, no?. Igual es que a veces cuesta atinar, digo yo, que me cuesta,
a
veces.

Ya me gustaría a mi llegar a los 95, o mejor 108 años como algun@s viejitos. Como las del libro también de las "678 monjas y un científico" de Snowdon, chulísimo.
Mi abuelo va por los noventa, quién sabe!.

Me quito el sombrero-quenollevo pero lo llevaría- para quitármelo por los viejines con chispa, y los que no, para que la recuperen!

¿Será que el futuro está en unir generaciones y bitxines diversos? La de los txikis con los viejis, y en medio los demás?

Kübler-Ross ya hizo también sus experiencias y luego escribió sobre ello. A ver si más peña se anima. Como tú, escribir digo.
O como Luis, que está allá lejus-pero-no-tanto, de gerente de un geriátrico, ya ves tú. Y se le dan bien los mayores ó al revés, ya ves Luis. Y lo mismo pilla los servicios de algún perruki golden retrieve o así. (Toy convenciéndolo jejejeej).

Besotes, aaauuuuuu! (no, no me dí con la puerta tranquila jajjjaja, era un aullidíño). ;)

Y vuelve acá, que se te echa de menus...

Publicar un comentario